Botones de piratas

Botones de piratas

Cuando hablamos de botones, pensamos en que es una pieza de gran importancia para vestirnos, la conseguimos en la mayoría de las prendas principales como un pantalón, una falda, un vestido, una camisa o una chaqueta.

Los hay de diferentes modelos, el más tradicional y convencional es redondo, y tiene por lo menos dos orificios como mínimo por donde pasará el hilo que hará que se ajuste a la tela y luego pueda pasar por el ojal y así ajustar o asegurar la pieza completa. 

También se han diversificado en los materiales para elaborar los botones pasando desde el plástico resistente a incluso el bronce, el metal, el acolchado con tela, el de acrílico entre muchos otros que en este momento se escapan de mencionar. Los modelos igualmente son variados desde el típico botón redondo, los hemos vistos cuadrado, en formas específicas como lunas, sol, hueso, animales, letras y pare usted de contar. 

Lo cierto es que se puede considerar un accesorio más decorativo que necesario para algunas piezas, ya que pueden lograr que esa prenda luzca totalmente diferente al cambiarle los botones tradicionales por algunos más llamativos tanto de tamaño como de color o textura. Una pieza puede pasar de una simple chaqueta simple y aburrida a una compañera perfecta de encuentros con tan solo cambiarle los botones por unos más expresivos. 

Los piratas y los botones 

En la época de los piratas la moda no importaba tanto, sin embargo los más importantes corsarios fueron retratados como personas con grandes vestiduras, es decir, pantalones anchos, camisas con algo de faralao mangas largas y con pecheras, chaquetas largas , sombreros distintivos con plumas inclusive, entre otros accesorios que cada uno de ellos los hizo propio, y sin duda alguna que el botón era una pieza importante para asegurar y sujetar correctamente cada indumentaria en su lugar. No había mucha preocupación real por el modelo más que por el hecho de que el botón debía cumplir s u función principal. 

Los materiales de la época no eran del todo variados como los conocemos hoy en día, los podían encontrar básicamente de madera, conchas o huesos inclusive, pero también podían elaborarse en oro, plata o bronce algunos con incrustaciones de piedras preciosas que en este caso solo tenían como única misión decorar la prenda de vestir, básicamente se colocaba en las chaquetas como una de las piezas con mayor demanda para la época de los piratas. 

Un dato curioso es que la posición de los botones en las prendas masculinas es contraria a la posición en las prendas femeninas, es decir en blusas y camisas, los hombres suelen abrocharse de derecha a izquierda y las mujeres de izquierda a derecha, esta diferencia cuenta  la historia se debe básicamente a que tras la revolución femenina en muchas de sus áreas quisieron siempre seguir marcando una diferencia, tras el pensamiento de que las mujeres no pueden ser iguales a los hombres. 

No se conoce en la historia general muchas mujeres piratas,  ya que las largas travesías en los barcos para conseguir sus botines necesitaban de resistencia y mayor fuerza que la que poseen las mujeres, sumado al hecho de que el género masculino predominaba en el barco y no sería fácil controlar tantos hombres frente a algunas pocas mujeres, en este caso era mejor prevenir que lamentar, las mujeres entonces se quedaban en los pueblos mientras sus hombres, amigos o familiares se disponían a conquistar los mares. 

¿Cómo comprar botones piratas?

La moda ha evolucionado en gran medida en el uso e incorporación de nuevos materiales, sobre todo en los accesorios como cinturones, broches, e incluso botones, algunas piezas resaltan muchísimo solo con colocar unos botones espectaculares, ellos prácticamente hacen la pieza misma. 

Para comprar botones no hace falta saber realmente para que ocasión serían, ya que ellos solos no hacen la prenda, deben ir colocados sobre una pieza completa sea camisa, vestido  o chaqueta, entonces aquí lo importante sería el color, material y tamaño del botón a la hora de escoger. 

Ya hemos dicho en diferentes oportunidades que símbolos de piratas hay muchos, pero son pocos realmente los que se usan con mayor frecuencia y los que tienen mayor aceptación en la población que les gusta estos personajes. El más tradicional es el cráneo acompañado de dos largos usos que forman una cruz debajo y que se presume fueron usadas en banderas para identificar un barco pirata, cuya bandera también izaban en aquellos barcos que eran robados y atacados por los piratas del mar. 

No cabe duda que los botones son piezas susceptibles de coleccionar, ya que podemos encontrar un sinnúmero de modelos, tamaños, colores, texturas entre otros aspectos que hacen llamativa la posibilidad de ser un coleccionista empedernido de esta pequeña pieza decorativa y funcional. 

 Recomendaciones para comprar botones 

Es importante combinar el color de los botones con la tela donde se van a colocar, esto si va a mandar hacer su ropa con una costurera o un sastre, si bien en algunas piezas no se visualizan completamente como en el pantalón que ya muchas veces el cinturón los cubre, en otras sí harían lucir bien o no la prenda, como el caso de una camisa o chaqueta. Para ello recomiendo tener primero la tela en tus manos y comparar el contraste que hacen los botones con la prenda de vestir. 

Compra siempre por lo general dos o tres botones más del número que necesita la pieza que vas a usar, ya que si perdieras alguno podrías reponerlo de forma inmediata, sería importante guardarlo en un lugar que recuerdes o sencillamente puedes cocerlo en alguna parte de la prenda de vestir que no molesta y que puedas disponer en cualquier momento. 

Si en vez de manda hacer una pieza que necesite llevar botones, decides comprarla ya lista, entonces debes reforzar con hilo fuerte cada uno de esos botones que ya posee, ya que es posible que estén algo flojo y puedan desprenderse con facilidad y extraviarse.

Además de botones de piratas, en nuestra tienda tenemos: